Música para la Paz

Yo canto a la diferencia que hay de lo cierto a lo falso, de lo contrario no canto
— Violeta Parra
páraro volador niños

Manifiesto de una Música para la Paz

Como describo en la autobiografía es mi intención sincera y profunda poner todo mi trabajo (conciertos, talleres, cursos) al servicio de los movimientos que impulsan el cambio radical que necesitamos urgentemente. En la educación, la economía, la cultura, el arte, la medicina, a todos los niveles y desde todos los frentes se hace necesario trabajar:

  • A favor la igualdad de género de modo que necesariamente en contra del patriarcado imperante.

  • A favor de la independencia de los pueblos y etnias del mundo, es decir en contra del colonialismo imperante.

  • A favor del decrecimiento económico sostenible, reconociendo el peligro de nuestra extinción, de modo que en contra del capitalismo imperante.

robert-lukeman-128794-unsplash.jpg

Declaración de principios:

La música es una sublime representación de la Vida, que no es otra cosa que El Amado como dice el maestro sufí Hazrat Inayat Khan en sus impecables escritos sobre el Misticismo del Sonido y la Música.

El único y verdadero infierno está aquí en la tierra, donde unos seres humanos se sienten diferentes de los demás, y se aíslan, y crean divisiones, injusticias y desigualdades.

Transformar el infierno de la violencia en el fenómeno de la Paz es una tarea de todos.

Música es cultura, es tradición, unificadora de pueblos, lenguaje universal que comunica a pesar de los idiomas y así mismo es pura medicina.

Nuestro compromiso es ejercerla con respeto y conciencia. En cada evento, ya sea un concierto o un taller  buscamos transformarlo en un ritual donde curar las emociones que causan los conflictos. Cantar juntos funciona como un antídoto contra la soledad y por tanto la medicina esencial contra toda la violencia.

Hemos olvidado cantar, el poder de cantar juntos, lo rescatamos en el corazón de los niños que aún no han decidido que no tienen “buena voz” y a la vez buscamos a ese niño que aún somos donde la expresión y la creatividad son sencillamente la forma más natural de existir.

Por tanto todo nuestro trabajo consiste en descubrir cómo la fuerza de la música radica en la unión, rompe los caparazones del aislamiento emocional y realiza en su proceso la armonía de la que está hecha.